THE BOO DEVILS - The noble art of rock´n´roll

THE BOO DEVILS
The noble art of rock´n´roll
TBD

Too much booze / You know, they know / Friday night / Dead man talking / I won´t marry you / The long way back home / Hotspur / Old skulls / Love in vain / Monster / Tonight / All the pretty things

A estas alturas de la película a uno ya lo que más le ilusiona encontrar en un disco de una banda actual son buenas canciones.  Pues de eso The Boo Devils van sobrados, como bien han demostrado en sus dos anteriores trabajos, en los que se podían encontrar temas muy por encima de la media, algunos de ellos inmensos.

En este tercer disco grande de la banda madrileña encontramos de nuevo momentos que producen orgasmos de piel en el escroto, todo ello envuelto en su habitual mezcla de rock´n´roll, rockabilly, rhythm & blues y trazas de punk, y que les convierte bajo mi punto de vista en una de las bandas que mejor sabe enfocar el rock´n´roll clásico bajo una perspectiva del siglo XXI.

Echemos un ojo al contenido, el disco abre con TOO MUCH BOOZE, y  de momento ya el título me trae sensaciones familiares.    No puedo evitar que además la melodía  me traiga ecos de The Polecats y también un tufillo a The Clash, neo-rockabilly de primer orden.     El siguiente corte es puro sonido Boo Devils, YOU KNOW, THEY KNOW es una canción de estupenda melodía y pegada incontestable, ritmos selváticos que derivan en guitarras afiladas que se lo montan de tal manera que nos llevan desde Bo Diddley a The Bellfuries sin que nada chirríe.  Hey! Las comparaciones son solo a modo de parábola, el tema no suena a uno ni a otro, pero la sensación es esa.

FRIDAY NIGHT es puro baile y diversión, como no podía ser de otra manera con ese título, pero también tiene 60´s pop en el alma.  El contrapunto viene justo a continuación con DEAD MAN TALKING, probablemente el tema que más me ha gustado del disco, una maravilla a ritmo sincopado, engrasada con slide guitars y maracas y a caballo entre el blues y el country más rural, un tema que perfectamente podría haber sido grabado por Harmónica Frank si el tipo hubiese vivido el siglo XXI.   

A ritmo de rockabilly tradicional con el énfasis en el country llega I WON`T MARRY YOU, cantada a dos voces entre Al Navarro y una invitada de lujo, Virginia Maestro, y, aunque el rockabilly es la bandera, conforme avanza el tema uno encuentra también mucho swing , cierto punto cabaretero en la melodía y una sorpresa mayúscula a partir del minuto 2:50 con un arreglo musical que me deja boquiabierto.   Joder, lo vengo diciendo desde el primer disco de esta gente, su punto fuerte son sus  composiciones, una puta maravilla.

THE LONG WAY BACK HOME comienza a ritmo country lastimero, mucho instrumento acústico y aroma a road movie, que se va desperezando, estira un brazo, otro, comienza a respirar, coge velocidad y vuela, elevándose entre coros épicos y guitarras punzantes.   Y de nuevo me flipa, vaya temazo, joder, llevo ya medio disco y no se repiten para nada, Boo Devils son de todo menos aburridos!

HOTSPUR abre con una trompeta fronteriza y rápidamente entra en ritmo de crucero, que solo afloja cuando vuelve la trompeta.   Guiños a Johnny Cash y Luther Perkins por el camino, un punto country punk en los adornos y muy bien colocados los coros en los momentos oportunos.     Pero vale ya de country por el momento, The Boo Devils son una banda que tiene un amplio abanico sonoro, y bien claro lo dejan con OLD SKULLS, tema que discurre sin disimulo por la frontera del punk.    Esta banda tiene esa maldición que una vez alguien definió de manera muy concreta con la frase de “demasiado punks para los rockers y demasiado rockers para los punks”, ¿alguien se acuerda de Nu-Niles?

LOVE IN VAIN comienza dulcemente entre arpegios de guitarra acústica, dulzura que se rompe momentáneamente con un riff de fuzz, pero no del todo, el tema mantiene el groove inicial y se convierte en otra de esas canciones muy de la banda, que te reconcilian con el buen gusto.  No se fíen, MONSTER de nuevo es otra paletada de cal, esta vez en clave de psychobilly, ritmos duros y ralladura máxima con la inclusión del teclado más ácido del mundo.

Recta final, dos temas en los que The Boo Devils vuelven a girar sobre sí mismos.   El primero TONIGHT, una delicia de comienza tan solo con voz y piano para después completarse con la banda entera, coros incluidos y con la fuerza del amor empujando fuerte.   Un tema de doowop en la línea del I Won´t Stay In Your Way de The Stray Cats y del  Sleepwalk de Santo & Johnny.   Me pillan, ¿no?

Para cerrar piano rock´n´roll sin concesiones, ALL THE PRETTY THINGS no deja respiro, un buen puñetazo en los morros para despedirse, una canción sin complicaciones, con un estribillo de los que te cogen por los huevos y otro de mis favoritos del disco.

Con THE NOBLE ART OF ROCK´N´ROLL The Boo Devils para mí se consolidan como lo que ya demostraron con su primer trabajo, una de las bandas de rock´n´roll más interesantes de este país, con unas composiciones cojonudas  y aportando frescura  a paletadas.   La producción es de Fernando Pardo y Jose María Rosillo es más que adecuada para el sonido y estilo de la banda, sonando potente y si miramientos.

Brutales.

Francho
    

Calificación:

Actualmente calificado con 5.0 por 8 personas

  • Currently 5/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Publicado por: francho
Fecha: 27/10/2016 at 18:49
Categorías: CDs | LPs | Novedades
Acciones: E-mail | Kick it! | DZone it! | del.icio.us
Información: Permalink | Comentarios (0) | Post RSSRSS comment feed