Eddie Cochran nunca será olvidado

EDDIE COCHRAN: LA ULTIMA GIRA 

Eddie Cochran, tal vez el genio mas grande que ha dado el rock´n´roll.
Su vida daría para escribir mucho, aunque no es esa la intención que me traigo entre manos, pero si que me gustaría hacerlo sobre la última gira de este artista, la que le acercó a Europa y la que le llevó al fatal desenlace del cual se cumplen ahora mismo 50 años.

EDDIE COCHRAN EN 1960

No obstante y a modo de resumen si que podemos ponernos en antecedentes recordando que Eddie Cochran  fue cantante y guitarrista, que tenía una facilidad natural para tocar la guitarra que le permitió en muy pocos años desarrollar un estilo muy personal en su manejo a la vez que una habilidad que le hacía estar entre los mas grandes de su época.

Por ello además de cantante y compositor de sus propios temas fue también músico de estudio, dejandonos un legado increíble al lado de otros artistas.  Pero tal vez su cualidad mas destacada sea que Eddie sabía como pocos entender el rock´n´roll.   Su capacidad como interprete le podía haber permitido triunfar en otros estilos mas “reconocidos”, pero Eddie sabía como desenvolverse con el nuevo género, sabía hacer lo máximo con lo mínimo y tenía un sentido único para innovar y aportar elementos a un estilo que muchos habían considerado como una moda pasajera.

Sus habilidades en el estudio le convirtieron también en un pionero de la producción, experimentando técnicas que no se llegarían a desarrollar plenamente hasta años después como la grabación por pistas, los overdubs, los cambios de velocidad al masterizar, o el estéreo.

Eddie no tuvo demasiada suerte en las listas de éxitos si consideramos la cantidad de grabaciones que realizó, no contó con un manager habilidoso a su lado que le supiera poner en lo mas alto,  pero de su voz y de sus manos salieron algunos de los mayores himnos del rock´n´roll de todos los tiempos.     Tristemente fue después de muerto cuando se le reconoció a nivel internacional, llegándose a editar algunos de sus mejores temas cuando él ya no estaba.

A comienzos de 1960 Eddie estaba a punto de embarcarse en su primera gira por Inglaterra  casi de rebote, cuando Larry Parnes, el señor que organizó el tinglado, buscaba un aliciente más a la gira que estaba realizando Gene Vincent por aquellas tierras.   

Eddie tenía entonces 6 singles editados en Inglaterra además de su único LP para Liberty Records.   Era conocido pero tampoco es que hubiese triunfado en exceso, y si lo comparamos con Gene Vincent, con 5 lps en aquel momento y la hueva de singles y Eps editados tanto en USA como en Inglaterra, Eddie era simplemente considerado como una joven promesa.

Por otro lado el chico necesitaba cambiar de aires, se traía entre manos una amarga relación con su hasta entonces manager Jerry Capehart, y la oportunidad de girar por Inglaterra junto a su amigo Gene le resultó mas que apetecible.   Así comenzó uno de los momentos más relevantes y menos reconocidos del desarrollo del rock´n´roll en Europa, un evento que traería también como colofón una de las tragedias más estúpidas de la historia de la música moderna.

¡VAMOS QUE NOS VAMOS!

Situémonos, Eddie había editado hacía pocos meses su ultimo single, una versión de un tema de Ray Charles titulado Halellujah I Love Her So.    No acabó nada contento con el resultado final ya que a alguien se le ocurrió meter una orquesta entera de overdub sin consultar con Eddie.    Su carrera había estado apoyada casi desde el principio por Jerry Capehart, un tipo que pasará a la historia por no saber nadie que aportó de positivo a la música de Eddie Cochran, aparte de aparecer como co-autor de muchas de sus canciones sin haber compuesto ni una nota.

Sus mayores éxitos C´mon Everybody y Summertime Blues dieron paso a una fórmula aplicada también en Something Else o Teenage Heaven, pero esta vez no sonó la campana.   Tal vez el gusto del gran público estaba cambiando y poco a poco la juventud de USA se iba olvidando del rock´n´roll y se decantaba más por estilos  menos agresivos.

En Europa en cambio los chicos seguían sedientos de rock, y cada vez que un artista americano pisaba suelo europeo las revueltas se sucedían y los teatros ardían.    A finales de los 60´s muchos artistas americanos de rock´n´roll encontraron en Europa un filón que en su propio país parecía agotarse.
Así estaba la cosa de forma que mientras su madre y su hermana preparaban sus maletas, Eddie aprovechó hasta el último minuto en casa, y el 8 de Enero de 1960 todavía tuvo tiempo para una sesión más en los estudios GOLDSTAR de L.A.

Para la misma contó con su contrabajista habitual, Guybo Smith, y nada menos que con parte de The Crickets como músicos de acompañamiento, concretamente con Jerry Alison a la batería y Sonny Curtiss a la guitarra.   Aunque The Crickets ya habían coincidido antes con Eddie en los días en que Buddy Holly estaba al frente de la banda, Sonny no le conocía personalmente, aunque era una gran fan de su música, por lo que para él fue un sueño poder acompañarle en una sesión de grabación.

Total, que allí estaban The Crickets junto a Guybo y Eddie, justo un día antes que saliera su avión hacia Londres.    La sesión fue algo accidentada, el reloj corría y alguien en el estudio se empeño en grabar utilizando una novedosa técnica consistente en que los músicos tocaban a la vez pero sin verse las caras, escuchándose unos a otros a través del sistema de audio del estudio.   Ni Sonny ni Jerry estaban acostumbrados a grabar así, por lo que todos los intentos acababan fallando por que alguno se perdía.   Eddie tomó el mando y volvieron al sistema tradicional, todos alrededor, después de unos cuantos ensayos para aclarar ideas, y creando ambiente.

De esa sesión saldrían tres temas, CUT A CROSS SHORTY, CHERISED MEMORIES y el premonitorio THREE STEPS TO HEAVEN, que se editaría en single tan solo dos meses después junto a una toma distinta de CUT A CROSS SHORTY que se había grabado en una sesión anterior con otros músicos.

Los tres temas se convertirían con el tiempo en algunos de los mas recordados del legado de Cochran,  de hecho CHERISED MEMORIES daría título al segundo LP del artista,  publicado poco después de su  muerte.     Los tres temas en sus tomas originales mezcladas en sonido binaural, tal y como se concibieron, se editaron en los 80´s en el magnífico LP de Rockstar Records titulado PORTAIT OF A LEGEND, junto con mezclas en ese primitivo stereo de otros temas como TEENAGE HEAVEN o PRETTY GIRL.  La sesión terminó de madrugada, y Eddie casi tuvo que salir corriendo al aeropuerto de donde saldría rumbo a la primera gira inglesa íntegramente de   rock´n´roll.

LA GIRA POR UK

Gene Vincent llevaba desde Diciembre en Europa, en una  exitosa gira que comenzaría en Inglaterra y le llevaría también a Francia y Alemania.    Esa gira desembocó en otra que comenzaría en Enero y otra más a finales de mes a la cual se sumó Eddie Cochran.

En Inglaterra estaban sedientos de rock´n´roll americano.   Bill Haley y Buddy Holly habían sido los primeros en pisar suelo inglés, la cosa fue bien, pero con Jerry Lee Lewis y el escándalo de lo de su prima se había enfriado el tema.  Hubo  que esperar a que la euforia del rock´n´roll en USA empezase a aflojar para encontrar a artistas con la agenda libre para volar a Europa.    Gene fue el primero, y poco después llegó Cochran.

Larry Parnes fue el encargado de montar el tour que constituyó el primero exclusivamente de rock´n´roll que se daba en Inglaterra.   Los espectáculos anteriores en los que se había colado el rock´n´roll, se alternaban con números de variedades, o cantantes pop.   Pero hasta ese momento nadie había organizado un espectáculo exclusivamente de artistas de rock´n´roll, por lo que la expectación entre la chavalería era mayúscula.

Eddie llegó el 10 de Enero al aeropuerto de Heathrow, donde fue calurosamente recibido por los fans, y al día siguiente se le ofreció incluso una recepción oficial por parte de Decca Records.   Los días siguientes los pasó preparando sus apariciones en el programa televisivo de Jack Good BOY MEETS GIRL, exitosa secuela de su famoso programa Oh Boy!, dedicado exclusivamente al nuevo ritmo.

BOY MEETS GIRL

Para  sus dos actuaciones en dicho programa  Eddie contó con el apoyo de varios músicos británicos habituales de los shows de Jack Good, los guitarristas Joe Brown, Eric Ford y Brian Daley , Red Price al saxofón, Alan Weighall al bajo electrico, Bill Stark a contrabajo, el coro de las Vernon Girls, famosas ya por su presencia constante en Oh Boy!, y los baterías Don Storer y Andy White.

En suma, una banda completísima de los ingleses mas familiarizados con el rock´n´roll que había en aquellos días,   alguno de los cuales habían acompañado a Cochran desde su llegada a Londres.   Eddie era el primer guitarrista americano de rock´n´roll que se les acercaba, y fliparon con su técnica, especialmente el guitarrista Joe Brown, que muchas veces ha confesado que su relación con su instrumento cambió totalmente después de conocer a Eddie Cochran.

En un principio se barajó para la gira traer también a la banda habitual de Eddie, The Kelly Four, que durante 1959 había acompañado al cantante de manera casi exclusiva, tanto en directo como en estudio, consiguiendo por fin su viejo sueño de contar con una banda fija alrededor.  No fue posible finalmente por motivos económicos, de forma que el 16 de Enero de 1960 se emitía el primer BOY MEETS GIRL con Cochran como invitado, donde  Marty Wilde hacía una breve presentación de Eddie mientras comenzaba la tremenda intro de HALLELUJAH I LOVE HER SO.

Hallelujah era el último single de Eddie que se acababa de editar en Inglaterra, por lo cual era prioritaria su promoción.    De tirón le siguieron sus éxitos, C´MON EVERYBODY y SOMETHING ELSE, para después volver a ser entrevistado por Marty Wilde y acabar destripando una increíble versión de TWENTY FLIGHT ROCK, un “clásico” del rock´n´roll como la presentó Marty, ¡ y estabamos en 1960!

Ese fue el tremendo debut de Eddie en Inglaterra.   En tres programas más aparecería Cocrhan,  con versiones de MONEY HONEY, HAVE I TOLD YOU LATELY THAT I LOVE YOU, un nuevo medley de SUMMERTIME BLUES y MILK COW BLUES, un tema nada habitual en su repertorio titulado I DON´T LIKE YOU NO MORE, original deTeddy Randazzo y con mas swing que rock,  y como colofón una estupenda versión de SWEET LITTLE SIXTEEN.

Antes de la emisión de estos programas se añadieron en algún tema arreglos orquestales, y, en el último de ellos, Eddie apareció cantando a dúo junto a Gene Vincent una versión del tema de Big Booper WHITE LIGHTNING, siendo esta la única grabación existente en la que ambos rockers unen sus voces en una misma canción.    La guitarra de Eddie aparece también en una versión del My Babe que realiza toda la plana mayor del Boy Meets Girl, incluyendo a Marty Wilde y Billy Fury en la parte vocal.

Boy Meets Girl pasará también a la historia por ser el  programa donde apareció Gene Vincent por vez primera con su famoso traje de cuero negro, una idea mas de Jack Good para añadir dramatismo a la ya de por sí impresionante puesta en escena de Gene Vincent.   Sobreviven las grabaciones de audio de los cuatro programas, y multitud de fotos tomadas para la ocasión con ambos cantantes juntos y separados que se han convertido en imágenes indispensables de la historia del rock´n´roll.

A FAST MOVIN´ BEAT SHOW

La importancia de esta gira trasciende lo meramente musical.    Dos rockers con el carisma de Gene Vincent y Eddie Cochran actuando durante 3 meses por suelo inglés consiguieron influenciar a toda una generación de jóvenes que nunca habían visto nada igual.   Gene Vincent con su nuevo look  ofrecía un aspecto impresionante, el cuero negro era adoptado por vez primera como marca del rock´n´roll en un escenario.    Esa imagen, unida a su puesta en escena siempre tan estudiada, los movimientos con la pierna chunga, la mirada de pirado hacia el techo…   eso era acojonante, tanto que a partir de ese momento Gene ya no necesitó ningún éxito más para triunfar en suelo europeo.    Eddie por otro lado tenía todos los ingredientes del rocker perfecto; guapo, tupé cuidadosamente engrasado, bronceado de Califorina, habilidoso guitarrista, cantante efectivo, compositor de sus propios éxitos, carismático y simpático en el trato.  ¿Qué más se podía pedir?   Todo chaval que vio aquello le quedó marcado a fuego en su memoria, tanto que infinidad de futuros músicos británicos decidieron tirarse de cabeza a comprar una guitarra después de ver a estos tipos.

La cosa comenzó el 24 de Enero en  Ipswich, bajo del nombre de A FAST MOVIN´ BEAT SHOW y organizado por el promotor Larry Parnes.

Hablemos de Larry, desde mediados delos 50 este señor se dedicó a promocionar cantantes de rock´n´roll en las islas Británicas, con la peculiar fórmula de rebuscar el cantante adecuado entre la multitud de chavalería que estaba surgiendo dándole al nuevo ritmo y cambiarle el nombre por uno que tuviera cierta gracia, así por su pila bautismal pasaron Georgie Fame (Fama), Marti Wilde (Salvaje), Billy Fury (Furia), Duffy Power (Poderoso) o Dickie Pride (Orgulloso).     Larry contaba con una agencia de variedades mediante la cual movía a sus chicos y se había especializado en organizar giras con 6 o 7 artistas a la vez.     Larry había montado la gira de Gene Vincent el mes anterior, y como vio potencial en aquello contactó con Eddie a través del promotor americano Norm Riley para añadir un valor extra a la siguiente gira de Gene por Inglaterra.

Por lo general entonces se contrataba un teatro por una semana y se realizaban dos pases diarios, aunque muchas veces en las fechas de entre semana los artistas se encontraban ante auditorios prácticamente vacíos.  Entonces ninguna actuación duraba ni siquiera una hora.   Con una media de 6 o 7 artista por pase lo mas que se les podía ver eran unos 20 o 25 minutos, por lo que en cada actuación se despachaban 6 o 7 temas.  No mas de 10.

Ese 24 de Enero el cartel lo completaba Joe Brown, Vince Eager, Billy Fury, Tony Sheridan y por supuesto Gene Vincent.    Eddie Cochran ya dio muestras de su carisma habitual al soltar nada mas empezar su show “Hey It´s great to be here in HIPS-WICH!”  mientras meneaba sus caderas.     La gira siguió por Southampton y cada actuación era todo un éxito, ganando público y más público cada día e impresionando a todo aquel que la presenciaba.  Los dias 16 y 23 de febrero ambos artistas pararon momentáneamente  para volver a Londres a grabar sendas emisiones del programa radifónico Saturday Club, acompañados por la banda de Marty Wilde, The Wildcats.

Con un mes en Inglaterra Eddie ya comenzaba a sentirse algo cansado y eso se nota en los temas que interpretó en Saturday Club, con menos brillo e intensidad que los grabados un mes antes para Boy Meets Girl.   En el primer show Eddie tocó What I´d Say, Milckcow Blues, Hallelujah I Love Her so y C´mon Everyboby, mientras que en el Segundo hizo Something Else, Halellujah, Twenty Flight Rock y acompañó a la guitarra a Vincent mientras éste interpretaba My Heart.

Hay una curiosa anécdota de estas sesiones.   Estaban en un descanso, Gene había acabado su parte y se iba cuanto Eddie le gritó, “Hey Vincent, no vas a ningún sitio, tengo aquí tus muletas, ven a improvisar conmigo!”  y Gene volvió y se pegaron 10 o 15 minutos tocando e improvisando temas.  Al acabar Gene se marchó y el ingeniero de sonido se asoma y le dice al director del programa “¿Se supone que tenía que haber grabado esto?” .  El muy hijoputa no lo hizo.

La gira continuó una semana completa en el Glasgow Empire.   Glasgow era un sitio durete.   La ciudad tenía fama por su manera especial de tratar al mundo de la farándula, con un público deseoso de lanzar botellas al escenario tanto si el espectáculo les gustaba como si no. 

Ante semejante panorama, dicen que en una de las actuaciones la banda de Billy Fury salió huyendo ante la lluvia de objetos dejando solo al cantante en el escenario, Eddie y Gene Vincent supieron mantener el tipo e incluso recibieron muy buenas críticas de la prensa local; “ VINCENT AND COCHRAN ROCK GLASGOW!” decían los titulares al día siguiente.  Y eso que Eddie no comenzó con muy buen pie, soltando un “Hello England!” Que fue respondido con pitos y gritos de “YOU´RE IN SCOTLAND!”

Cuando la gira llevaba  ya unas cuantas fechas, Larry Parnes se empezó a dar cuenta de una cosa.   Aunque Gene estaba contratado como cabeza de cartel y Eddie la verdad casi de rebote, la realidad era que la fama de Cochran crecía por momentos.    Su carisma en escena, su afición a conocer a los fans después de los shows y su popularidad sobre todo entre la chicas, que se lo comían cada vez que acaba su actuación, había convertido a Eddie en el protagonista del tour, por lo que Larry le planteó la posibilidad de cambiar el orden y colocarle a él para cerrar.   Eddie se negó en redondo, conocía a Gene y sabía que eso le destrozaría.     Ciertamente el carácter de Gene en aquellas fechas ya estaba bastante tocado, y su humor era cambiante e impredecible.    Además Gene se apoyaba constantemente en Eddie, recurriendo continuamente a él cuando alguien le molestaba o cuando tenía uno de sus cambios de humor.    Gene consideraba a Eddie mas que un amigo, y ese cambio de posición en el cartel lo hubiese sentido como una traición que vete tu a saber como habría acabado.   Eddie era consciente por lo que se negó tajantemente, aunque algunas crónicas de la época llevan a pensar que en algunos shows si se llegó a cambiar el orden de los cantantes aunque no en el cartel.

Poco a poco  la gira iba cogiendo fuerza.   A mitad de febrero, recaló en el Craid Hall de Dundee, donde tendría uno de sus momentos cumbre.    La gente estaba caliente, cuando Gene entró en escena, a la tercera canción comenzó la intro de Be Bop A Lula, y de repente 3 o 4 tipos invaden el escenario y comienzan a cantar junto a Gene.   Eddie aparece en escena y comienza a acompañar el tema con su guitarra y de repente todo el público decide que prefiere subir al escenario que quedarse en las butacas.  Se armó la marimorena, llegó la policía a desalojar, la gente que comienza a romper butacas y a hacer barricadas…  bueno, ya se sabe lo que son estas cosas, ostias y porrazos y una noche para recordar toda la vida.

A Gene y Eddie hubo que sacarlos casi en volandas y meterlos en un taxi rumbo al hotel.   Al día siguiente los periódicos locales hablaban de salvajismo incontrolado y  pandemonium en Dundee.   Algo similar a lo que ya había ocurrido en el 56 cuando Bill Haley hizo su primera gira por esas tierras.

El 21 de Febrero Eddie y Gene viajan de nuevo a Londres para actuar en el New Musical Express Poll-Winners, a celebrar en Empire Pool de Wembley.  A esa actuación pertenecen las famosas fotos de Eddie con el chaleco plateado y el pantalón de cuero en un escenario flaqueado por cuerdas.  Fue ese día también cuando Cliff Richard se desplazó a dicha actuación con la única intención de estrechar la mano de Eddie.    Según cuenta el propio Cliff acababa de llegar de USA donde estuvo haciendo su primera gira y sin dormir se fue derecho al Empire Pool, llegando cuando el show había acabado ya, pero a tiempo de coincidir con Eddie en los camerinos.

La gira proseguía, y no eran pocos los hoteles que no se querían hacer cargo de los cantantes ya que el revuelo que les perseguía era constante, algo que unido a las continuas fiestas en las habitaciones y los frecuentes líos por el carácter de Gene Vincent no les hacía precisamente huéspedes muy deseables.

Durante un descanso en la gira Eddie y Gene fueron a ver a la famosa artista de burlesque y actriz Gipsy Rose Lee que actuaba en el Liverpool Empire.  Rose leyó la palma de las manos de ambos, existe una foto en la que aparecen Eddie y ella en plena faena, y de esta visita se desprendió la famosa leyenda de que una gitana había leído la palma de la mano de Cochran pronosticando su muerte.     La realidad es que de las personas que se relacionaron con Eddie en aquellos días nadie recuerda que la lectura de manos tuviera ese resultado ni confirman otros rumores de ese estilo, como que Eddie se despertaba frecuentemente por la noche gritando que iba a morir.

En lo que si que coinciden muchos es que a esas alturas de la gira, Eddie estaba realmente cansado, y echaba mucho de menos su hogar.  Esa nostalgia es la que a veces le sumía en momentos tristes y taciturnos, que muchas veces se encargaba de solucionar a golpe de bourbon.   Tampoco ayudaba mucho los problemas legales que todavía tenía con su antiguo manager Jerry Capehart, todo esto sin duda resultaba motivo de preocupación para Eddie.

La gira continuaba viento en popa, y en cada actuación había mas expectación para ver a Cochran en directo.   Para Larry Parnes la gira se confirmaba como todo un éxito, hasta el punto que ya había tomado la decisión de prolongarla hasta Julio.   Eddie tenía comprometida una sesión de grabación en California, por lo que acordaron un pequeño paréntesis de 10 días, Eddie volvería a USA el 17 de abril y el 27 del mismo mes retomaría la gira inglesa.
El 4 de Abril, Sharon Shelley, la novia de Eddie voló a Inglaterra para acompañarle en los últimos días de la gira.   Sharon se encontró a un Eddie cansado y quemado de tantas semanas de carretera, y con unas ganas locas de volver a su casa.

En esas fechas también The Everly Brothers comenzaron su primera gira por Inglaterra, llevando como banda de acompañamiento a The Crickets.   Sonny Curtis, el guitarrista, nada mas pisar suelo inglés contactó con Cochran, a quien no veía desde la sesión de grabación del 8 de Enero.    Quedaron y a pesar del cansancio acumulado por el  vuelo Sonny hizo lo posible por acudir al hotel de Cochran a ver a su amigo.  En distinto espectáculo pero también girando por Inglaterra el guitarrista Duane Eddy  coincidió con Cochran hacia el final de la gira.   Los encuentros con esos amigos de USA no hicieron en Eddie mas que acrecentar las ganas de volver a casa, por lo que todos los que coincidieron con él aquellos días se muestran de acuerdo en que la ultima semana de la gira Eddie estaba quemado mas de la cuenta.

El 11 de Abril A FAST MOVIN´ BEAT SHOW llegó al Hyppodrome de Bristol para permanecer allí una semana.   Serían los últimos días de la vida de Cochran.

TRES ESCALONES PARA EL CIELO

Para esa semana tanto Joe Brown como Billy Fury tuvieron que abandonar la gira ya que Jack Good les reclamó para un nuevo show televisivo llamado Wham! Por lo que el cartel lo integraron Gene, Eddie, Dean Webb, The Tony Sheridan Trio, Georgie Fame, Bill Raymond y Peter Wynne.

El ultimo día tampoco pudieron contar con la banda habitual de acompañamiento, The Wildcats, debido a que Marty Wilde tuvo que actuar ese mismo día en el London Palladium sustituyendo a un artista, por lo que deprisa y corriendo reclamó a su banda.

Los músicos que les sustituyeron no estuvieron a la altura deseada, y muchos testigos de aquella última actuación coinciden en que desmerecieron bastante el espectáculo de Gene, aunque Cochran, al ser guitarrista, salvó de mejor manera el show.

Al acabar esa misma noche el ultimo pase, y con los billetes de avión en la mano Eddie solo quería un medio de transporte rápido para llegar cuanto antes al aeropuerto de Heathrow, de donde a la una del mediodía del 17 de abril saldría su avión para USA.  Johnny Gentle había sustituido a Dean Webb en ese último día, y tuvo que llegar a Bristol en su propio coche, por lo que Eddie le pidió un sitio para acercarle al aeropuerto a la vuelta, ya que Johnny vivía de camino.    Como tenía el coche lleno no pudo ayudar a Eddie y a esas horas ya no había trenes ni medios de locomoción para llegar a Londres por lo que Eddie pidió un taxi en el que se subieron Eddie, Sharon, Gene Vincent y Pat Thompkins, que había hecho las labores de road manager para ambos artistas durante esa última semana.  George Martin pasaría a la historia por ser el chofer de ese fatídico vehículo.

Dejaron el hotel de Bristol a las 11 de la noche, y aunque iban sobrados de tiempo y podrían haberse quedado a descansar en la ciudad, Eddie quería pasar por Londres antes de ir al aeropuerto para recoger unos regalos y algunas cosas del piso donde había estado alojado en Picadilly.    De esa manera el Ford Cónsul de George Martin enfiló hacia la capital.

No está muy claro que pasó en el recorrido, parece ser que George se equivocó de camino y se pasó una salida de la autopista.   Cuando quiso recular por otro camino se encontró con una curva cabrona que debía ser un famoso punto negro de las carreteras inglesas y que además no estaba en muy buenas condiciones de pavimentación.   También la debió tomar a toda hostia.

La cosa resultó que derraparon, se salieron de la vía y se empotraron contra una farola, un arbol dicen otros, y Eddie fue lanzado contra el techo del coche.   Del impacto se abrió una de las puertas traseras por la que Eddie fue despedido para aterrizar de cabeza contra el suelo a unos cuantos metros del vehículo.  George Martin y Pat Thompkins resultaron ilesos y pudieron salir del coche por sus propios medios, Gene quedó tendido en un lado con una vertebra fracturada, y Sharon sufría heridas también bastante severas, aunque se mantenía consciente.

Dick Jennigs era un granjero que vivía cerca del accidente, él y su mujer fueron los primeros en acercarse a ayudar a los heridos y fueron ellos quienes llamaron a la ambulancia que se encararía de llevar a Eddie al hospital.

Estaba herido de muerte, el golpe de la cabeza contra el asfalto le había dejado muy mal parado, la sangre salía de su boca y orejas y cuando llegó la ambulancia poco había ya que hacer.    En el hospital St. Martins solamente pudieron confirmar las graves heridas que presentaba en el cerebro y en el pecho, no pudieron reanimarle ni hacerle responder a ningún estímulo, y pese a la respiración artificial que le fue aplicada su condición empeoró rápidamente.   Eddie Cochran murió a las 4:10 del día 17 de Abril de 1960.

Finalmente realizó su último vuelo a casa el 21 de Abril y fue enterrado el 25 del mismo mes en el Forest Lawn Cementery, cerca de su hogar en Orange County.  Gene Vincent, sin estar recuperado del todo, voló a L.A para acompañar a Eddie en su funeral, la noticia corrió como la pólvora por Inglaterra, dejando desolados a músicos y fans que habían compartido con el cantante esos últimos meses de su vida, y a partir de ese momento comenzó la leyenda, se editaron multitud de grabaciones que permanecían inéditas, sus albunes póstumos Cherised Memories y My Way alcanzaron los mas altos puestos de ventas en Inglaterra y varios países europeos y Cochran cumplió una de las máximas del rock´n´roll; vive deprisa, muere joven y dejarás un bonito cadáver.

Este texto ha pretendido ser un pequeño homenaje a uno de los músicos mas completos e influyentes que ha dado el rock´n´roll, y a la gira que realizó por Inglaterra la cual supuso un punto de inflexión en la manera de entender esta música para miles de jóvenes.   EDDIE COCHRAN NUNCA SERÁ OLVIDADO!

Francho

Toda la información que me ha servido para escribir este texto la he obtenido leyendo los magníficos libros biográficos DON´T FORGET ME de Julie Mundy & Darrel Higham y THE DAY THE WORLD TURNED BLUE de Britt Hagarty, sobre las vidas de Eddie Cochran y Gene Vincent respectivamente, y también de las contraportadas de los Lps ROCK´N´ROLL HEROES de Rockstar Records donde aparecen las grabaciones que Gene y Eddie hicieron para el programa radiofónico Saturday Club y del disco ON THE AIR de Liberty Records que recopila el audio de las actuaciones de Eddie en Boy Meets Girl.

Calificación:

Actualmente calificado con 5.0 por 10 personas

  • Currently 5/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Publicado por: francho
Fecha: 16/04/2010 at 18:36
Acciones: E-mail | Kick it! | DZone it! | del.icio.us
Información: Permalink | Comentarios (15) | Post RSSRSS comment feed

Comentarios